Menu Close

4 hechos sorprendentes acerca del desarrollo del neumático moderno

1- Solías necesitar más que una llave

¿Crees que lleva mucho tiempo cambiar tus llantas? Solo alegrese de no conducir un carro en la antigua Mesopotamia. 

 

Cuando los primeros neumáticos se usaban para agregar tracción a las ruedas de los carros, estaban hechos de cuero, hierro o acero. Para cambiar a estos chicos malos, harías un viaje a la forja del carretero local (que se parecía mucho más a una herrería que a una zona de mantenimiento). 

 

Los rines calentaban el material del neumático en su fragua hasta que fuese maleable y luego lo ajustaban a la rueda de madera. Luego, que el material estaba frio se “apagaba”. Luego se moldeaba la forma de la rueda debajo de ella. Como puede imaginar, el proceso fue largo y considerablemente más peligroso que cambiar los neumáticos hoy.

 

2- Probablemente puedas adivinar de dónde sacaron los neumáticos su nombre

 

Algunos nombres tienen historias largas y complejas. “Tiro”, no tanto. En los términos más simples, las adiciones tempranas de cuero y hierro a las ruedas del carro “ataron” los elementos de la rueda entre sí, mejorando su uso. Ganando así el nombre. 

 

Los neumáticos tempranos también emplearon varias bandas metálicas alrededor de la rueda para mantener el tratamiento exterior en su lugar, conocido como amarres. Con el tiempo, “neumático” se convirtió en una palabra alternativa para estas ataduras de metal y se usaba comúnmente para referirse a la rueda tratada en su totalidad.

 

3- Pero nunca adivinarás de dónde provienen los neumáticos modernos

Escocia es conocida por muchas cosas (faldas escocesas, gaitas, ovejas, etc.), pero también es el hogar del neumático (goma). Y, como casi cualquier otra cosa en la rica historia de Escocia, el origen exacto está sujeto a alguna disputa.

 

Técnicamente, Robert William Thomson de Stonehaven pensó en ello primero. Thomson patentó su versión del neumático en 1845 (cuando tenía 23 años). Pero 42 años más tarde, otro escocés, John Boyd Dunlop, creó el predecesor de los neumáticos para bicicletas modernas: un tubo de goma inflado que usaba para hacer que el triciclo de su hijo fuera más suave.

 

Debido a que el neumático de Thomson ya había sido patentado durante más de 40 años (en varios países, incluidos Francia y Estados Unidos), la patente de Dunlop se declaró inválida. Pero a Dunlop se le atribuye el descubrimiento de la resistencia de Rubber (tal vez como un premio de consolación).

 

4- El reciclaje de llantas es más viejo de lo que piensas

 

El reciclaje del caucho no es un concepto nuevo. De hecho, ha existido durante tanto tiempo como el caucho se ha utilizado para fines industriales. Lo que tiene sentido, ya que una onza de goma en 1910 valía lo mismo que una onza de plata. A medida que disminuye el costo del caucho, se motivaba a menos personas a reciclar. Este problema se vio agravado por la dificultad y los gastos asociados con el reciclaje de ciertos tipos de caucho (por ejemplo, neumáticos radiales con correa de acero).

 

Sin embargo, los métodos de reciclaje han progresado hasta el punto de que no solo es conveniente, sino que también puede ser rentable. Lo que es una buena noticia, considerando los 290 millones de llantas de desecho que se producen anualmente solo en los Estados Unidos.

 

ECO Green Equipment – Especialistas en el Reciclaje de Llantas

Hablemos

sobre el equipo adecuado para usted.